DIABETES

Diabetes es el nombre de una enfermedad crónica que afecta la forma en que el cuerpo utiliza lo que comemos para producir la energía que necesitamos en nuestra vida diaria. Primordialmente, es una falla en el metabolismo de los carbohidratos (azúcar y almidón) que también afecta el metabolismo de las grasas y proteínas.
En la mayoría de los casos, el paciente no sabe que tiene diabetes ya que los síntomas aparecen al paso del tiempo, por ello es necesario acudir con el médico si tenemos factores que nos predisponen tales como:

  1. Sobrepeso: México ocupa ya el segundo lugar en el mundo de personas con obesidad.
  2. Alguien de tu familia con diabetes.
  3. Hipertensión.
  4. Tabaquismo.
  5. Algún síntoma de cansancio, mareo, sed, muchas ganas de comer a todas horas, piel seca, ardor en los pies, impotencia sexual.

Beneficios de la Medicina Hiperbárica en pacientes diabéticos:


  1. Aumenta la capacidad de nuestras defensas.
  2. Estimula la formación de nuevos vasos sanguíneos y favorece el cierre de desviaciones arterio-venosas, mejorando con todo esto la micro circulación sanguínea.
  3. Mejora el metabolismo de los lípidos y proteínas (sustancias importantes en la formación de células).
  4. Estimula el páncreas insular.
  5. Favorece la entrada de glucosa a la célula.
  6. Produce un estado de hiperoxia, es decir que introduce grandes cantidades de oxígeno a las células, mejorando su actividad.

Todo lo anterior permite mejorar y en algunos casos detener complicaciones que se presentan como consecuencia de la diabetes: retinopatías, neuropatías, problemas de circulación y cicatrización, la degeneración celular por falta de glucosa, pié diabético que es una de las complicaciones más frecuentes, entre otros padecimientos.