DESINTOXICACIÓN DE ALCOHOL, DROGAS Y TABACO

La terapia de oxigenación Hiperbárica en personas que han ingerido bebidas alcohólicas en exceso y para el proceso de desintoxicación en personas con problemas de drogadicción. La saturación de oxigeno presurizado en el cuerpo normaliza un sinnúmero de funciones biológicas esenciales para restaurar el metabolismo.  Porque en personas con abuso y dependencia del alcohol, drogas y tabaco, la interrupción abrupta y sin tratamiento de la bebida puede causar, durante la abstinencia, entre otros graves problemas,  la actividad neuronal aumentada queda liberada, provocando hiperexcitabilidad, delirios, estupor,  ataxia, convulsiones. Los primeros síntomas de la abstinencia incluyen ansiedad, agitación,  insomnio, diaforesis, náuseas, vómitos, temblores, taquicardia e hipertensión.

La Oxigenación hiperbárica normaliza y regulariza todas las funciones biológicas también genera un efecto de desintoxicación acelerada ya que al incrementar dentro de la cámara en el organismo en los riñones, el hígado y la piel aumentando el proceso de filtración sanguínea logrando con esto una mayor y más rápida eliminación de las sustancias tóxicas del organismo.