Traumatismos agudos de partes blandas, síndrome de aplastamiento y síndromes compartimentales

En los grandes traumatismos de partes blandas se producen lesiones que afectan a diversos tejidos de un compartimiento, de una extremidad, o de varios compartimientos de un área. En todos los casos existe hipoxia local secundaria a déficit del flujo sanguíneo por lesión o compresión de los vasos y disminución de la capacidad de transporte.

La OXIGENACIÓN HIPERBÁRICA aumenta la oxigenación plasmática, produce vasoconstricción periférica no hipoxemiante, reduce el flujo de sangre, la diapédesis y el edema, delimita las zonas hipóxicas aún viables de las no recuperables, facilita el papel de la cirugía, limita su extensión, mejora la recuperación funcional de los tejidos afectados y aumenta la biodisponibilidad de los antibióticos.

La OXIGENACIÓN HIPERBÁRICA contrarresta casi todos los mecanismos fisiopatológicos de los síndromes compartimentales.