MEDICINA HIPERBÁRICA EN EL DEPORTE

El Oxígeno es altamente demandado durante la práctica de ejercicio, ya que es el más importante generador de energía.

 Los objetivos principales de la Medicina Hiperbárica en el deporte son:

1.

Preparación física: Al tener un mayor aporte de oxígeno el cuerpo el deportista está propiciando un mayor rendeimiento en su actividad física.

2.

Durante el entrenamiento suele cursar con lesiones (golpes, esguinces, desgarres, fracturas, etc.). La Medicina Hiperbárica posee un efecto antiinflamatorio potente (se le considera la más grande bolsa de hielo del mundo). Además de tener un efecto reparador en los tejidos dañados.

3.

Prevención, tratamiento y rehabilitación de las lesiones que ocurren en el desempeño de la actividad física. La Medicina Hiperbárica reduce los tiempos de recuperación ya que aporta la cantidad de oxígeno faltante en el área de la lesión.

4.

Sobreentrenamiento (overtraining) Aparece cuando el volumen y la intensidad del ejercicio físico supera la capacidad de recuperación del deportista. En estos casos la Medicina Hiperbárica aporta el oxígeno necesario para la recuperación.

Los efectos fisiológicos benéficos del oxígeno hiperbárico, permiten a los deportistas obtener un rendimiento mayor a través de la producción de energía (ATP), disminución del consumo de O2, disminución de lactatos y piruvatos. Ayuda a que sanen las lesiones y aceleran el proceso de consolidación de fracturas en la mitad del tiempo habitual, permitiendo su reincorporación al entrenamiento.

La mecánica de las terapias de OXIGENACIÓN HIPERBÁRICA se basa en el principio médico de que el oxígeno es fundamental para la cicatrización de las heridas y fracturas, las lesiones traumáticas características del deportista producen daños en los tejidos e hinchazón, impidiendo el flujo normal de oxígeno en la zona lesionada. A su vez, las áreas inflamadas producen células que necesitan un alto nivel de oxígeno. Por lo tanto, los tejidos que se encuentran lesionados demandan una gran cantidad de oxígeno en el momento menos indicado para obtenerlo. Con el cuerpo sometido a una presión atmosférica mayor del nivel normal, la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma se incrementa hasta 23 veces, permitiendo que los tejidos dañados obtengan la cantidad adecuada y sanen rápidamente. Con la OHB el oxígeno llega hasta los huesos y tejidos dañados, ayudando al cuerpo a acelerar su proceso de curación natural en un período mucho menor de tiempo.
Diferentes clubs deportivos como las chivas del Guadalajara o el Club América cuentan con cámaras hiperbáricas para acelerar la recuperación de sus jugadores lesionados.